Blogia
vaqueroblog

Vaqueros (Rueda de Prensa)

Vaqueros (Rueda de Prensa)
Rincón Beisbolero
El proceso de integración de Vaqueros Laguna poco a poco toma forma, ayer se hizo la presentación oficial de Ramón Esquer como nuevo manager, pero la reunión tuvo aspectos de gran relevancia para el futuro inmediato de la organización, muchas cosas que se hablan tras bambalinas, pero que en ocasiones resultan tan relevantes como el tema central.

La dirigencia habló sobre la posibilidad de contar con Benjamín Gil, que vendría como tercera base, con lo que Sergio Omar Gastélum pasaría a ocupar la intermedia, con Nicolás García en el campo corto, y Mario Valdez o el "Canelo" Canizález en la inicial. El "Peque" Emmanuel Valdez sería el receptor, aunque Fernando González y Héctor Castañeda son buenas opciones para esa posición.

Vaqueros Laguna hizo desde 2006 un ofrecimiento formal a Potros de Tijuana, en busca del lanzador derecho de la bola submarina, Hugo Castellanos, dicha negociación involucra a Juan Carlos Canizález, lo que permitiría desahogar el exceso de tráfico en la primera base, incluso con la salida de Fernando Valenzuela y sin considerar a Rafael Castañeda.

El nuevo manager de Vaqueros Laguna llegó decidido a no soltar prenda, primero se le hizo la pregunta directa sobre Benjamín Gil y posteriormente sobre Luis Carlos García, en ambos casos se limitó a decir que necesitaba sentarse a platicar con la directiva para definir los posibles refuerzos. Mientras tanto, Carlos Gómez del Campo aseguraba que la planeación se lleva en forma conjunta con el nuevo manager, lo que se antoja lógico y correcto, ya que el responsable del equipo en el terreno de juego debe tener ingerencia a la hora de integrar el plantel.

Ayer se mencionaron dos nombres que habían permanecido en secreto, Benjamín Gil y Nicolás García, de golpe y porrazo se habló de un par de elementos que de llegar vendrían a completar un infield sin refuerzos extranjeros, los que serían destinados al pitcheo y los jardines, este último con la gran posibilidad de convertirse en el cuarto bat.

Quien sí respondió sobre el caso de Luis Carlos García fue Carlos Gómez del Campo, y dijo que el pelotero podría llegar en cualquier momento a Torreón para someterse a rigurosos exámenes médicos, todo dirigido por Salvador Chavarría Vázquez. Gómez del Campo no entiende la caída estrepitosa en el nivel de Luis Carlos, que incluso se tomó una taza de café en ligas mayores con las Mantarrayas de Tampa Bay; era tan grande el nivel de Luis Carlos, que fue integrante del equipo mexicano en el Clásico Mundial de Beisbol.

Hoy en Vaqueros Laguna habrá una maratónica reunión en la que el consejo deportivo en pleno va a analizar opciones para encontrar los refuerzos necesarios, aunque en el plano de los extranjeros todo indica que los Diamantes de Arizona van a intervenir para certificar que quienes vengan sean elementos de auténtica calidad como peloteros, pero que además lo sean en el aspecto humano.

Es lógico que Ramón Esquer hoy no profundice al referirse a la integración del equipo, en eso está muy ocupada la directiva y pronto habrá noticias relevantes. Para Esquer el sábado 15 de diciembre de 2007 será un día muy especial, porque ya es oficialmente el manager de Vaqueros Laguna, un sueño que el de Ciudad Obregón seguramente atesoraba desde hace varios años. Ramón deberá ser un hombre maduro que se va a equivocar, pero en la medida en que reconozca sus errores estará en una mejor posición para corregirlos.

No hace mucho vino a La Laguna un manager que aseguraba que en esta región la gente nada sabe de beisbol, por lo que desestimaba las críticas que se escuchaban desde las tribunas, esta persona pensaba que había llegado a un pueblo en donde el beisbol es una novedad y se aventó la puntada de asegurar que sólo él conocía a fondo este hermoso deporte. Dicho elemento nunca repitió el orden al bat en los primeros 33 juegos de la temporada y cuando la directiva le pidió humildad para beneficio de todos, sencillamente dijo no. Posteriormente pasó sin pena ni gloria por Rieleros de Aguascalientes y Potros de Tijuana, sin dejar la más mínima huella de su presencia, ni en La Laguna ni en el beisbol mexicano.

Ramón Esquer tiene en sus manos una oportunidad de oro, como manager que se inicia en esta difícil labor deberá analizar los comentarios que se hacen en torno a su persona. Si el de Ciudad Obregón aprende a escuchar, a ser humilde y a reconocer sus errores, entonces Vaqueros Laguna tendrá manager de calidad para muchos años y no será como aquel que un día llegó a una región netamente beisbolera, con gente que conoce a fondo este deporte y gusta de opinar cuando paga un boleto y siente que tiene la razón.

Y la directiva, en deuda con el aficionado, anuncia que los precios de las localidades para la próxima temporada no se incrementan. Carlos de la Garza decía que incluso los aficionados que apoyen en la compra de sus abonos, recibirán como regalo un jersey original de Vaqueros Laguna. Carlos Gómez del Campo habló sobre la creación de la Zona Naranja en las tribunas, con gran comodidad para el público, así como la presencia en esa área, de una espectacular porra, que se espera sea una importante vía en apoyo al equipo de casa.


Por Caludio Martínez SIlva
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres