Blogia
vaqueroblog

Parecen oxidados

Los Rockies de Colorado aparentan haber sufrido las peores consecuencias de su largo descanso previo a la Serie Mundial por la paliza recibida en el Juego 1

BOSTON -- La trayectoria intimidante de 21 victorias en 22 partidos que llevó a los Rockies de Colorado a su primera Serie Mundial está ahora en riesgo de quedar en el olvido.

Colorado Juego 1 Serie Mundial

Los rostros de los peloteros de Colorado reflejan la frustración de la derrota

Los Rockies tropezaron la noche del miércoles al ser vapuleados 13-1 por los Medias Rojas de Boston, que acumularon el mayor número de carreras en un primer partido del Clásico de Otoño.

El recorrido fantástico de los Rockies fue el resultado de imparables oportunos combinados con aperturas estelares, relevos brillantes y decisiones magistrales. Así se ganaron un prolongado descanso de ocho días que, al menos por ahora, tuvo un costo oneroso en el Fenway Park.

Colorado se convirtió de aspirante al wild-card a campeón casi invencible de la Liga Nacional, al tener sólo una derrota en 38 días, hasta que se encontró con el desastre en Boston.

Jeff Francis vio con pesar como su apenas segundo lanzamiento eran enviado por encima del Monstruo Verde. Mientras Francis era apaleado, la alineación de los Rockies parecía desesperada ante Josh Beckett.

La vez pasada que Francis y sus compañeros fueron derrotados ocurrió el 28 de septiembre, y transcurrido el paso de 26 días los Rockies se vieron como si no hubieran jugado desde entonces.

Francis estuvo incluso más oxidado que la desvencijada alineación de los Rockies. Admitió 10 imparables, el peor número que ha tolerado desde el 23 de julio, ante los Padres de San Diego.

Dustin Pedroia fue el primer bateador que Francis enfrentó y le conectó su segundo lanzamiento con un batazo que envió la pelota sobre la parte izquierda del muro y anticipó la paliza.

Para cuando terminó la primera entrada, Francis ya había admitido tres carreras y cinco hits, de los cuales tres fueron extra bases. Cedió otra carrera en el segundo capítulo y dos más en el cuarto.

En las cuatro dolorosas entradas, Francis permitió seis carreras _todas limpias_ y 10 inatrapables, en lo que fue su salida más desastrosa en dos meses y medio.

El novato venezolano Franklin Morales admitió siete carreras y seis imparables en apenas dos tercios de entrada. También cometió el primer balk en un partido de la Serie Mundial en 11 años.

Al relevar a Morales con las bases congestionadas y dos out, Ryan Speier permitió que los tres corredores anotaran caminando y culminaran la paliza de 13-1. Entonces, Matt Herges entró y rescató a los humillados Rockies al dominar a Kevin Youklis con un elevado para out hacia el jardín derecho.

Los Rockies, ahora con registro de 21 triunfos en 23 partidos, han dicho que el largo descanso era bueno para descansar, relajarse y recuperarse. El jueves tienen otra oportunidad de demostrarlo en el segundo partido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres