Blogia
vaqueroblog

DE LUJO

DE LUJO

Alrededor de cinco mil personas acuden al llamado de Miguel Bosé en el Estadio Revolución

TORREÓN, COAH.- Sensual, lleno de vitalidad, disfrutando cada tema, cada aplauso de la gente...

Si no fuera por su figura ya un tanto robusta y las marcas de expresión de su rostro, hubiera parecido que el que estaba en el escenario era Miguel Bosé el joven y no el que está celebrando 30 años de carrera.

Y es que no se cansó de cantar ni de invitar a los cerca de cinco mil asistentes a que aplaudieran, cantaran, que se levantaran de sus lugares: que disfrutaran junto con él de sus éxitos, de este andar que lo mismo lo ha llevado a conquistar a niños, jóvenes, adultos, a todo el que lo oye.

El Estadio Revolución no estuvo a su máxima capacidad, a decir verdad, los organizadores esperaban más personas, sin embargo las que acudieron pasaron de lo sublime a lo excitante tras escuchar los acordes de Sereno, Duende y Nena: los primeros estallidos de la velada.

En punto de las 9:00 de la noche el mega escenario quedó en total oscuridad. Uno, dos, tres, cuatro, cinco músicos; dos coristas hicieron su aparición. Las luces que formaban una “cortina” tanto en el fondo como en los costados del foro cambiaban del blanco al azul y luego al rojo, causando un efecto hipnotizante, pero los fans salieron de su letargo cuando de pronto, al fondo vestido de negro en su totalidad, apareció el “papito”: Miguel Bosé.

“Buenas noches Torreón, buenas noches. Bienvenidos todos a este concierto en el cual va a haber un encuentro, un recorrido con 30 años de música...”, dijo, luego empezó la travesía.

Tal como lo pidió, el concierto fluyó por sí solo, y no tenía por qué ser diferente, contaba con todos los elementos: un repertorio conocido, un público entregado y dispuesto a pasársela bien, una producción de primer nivel y un artista querido y admirado, lo que dio como resultado una noche perfecta.

El Hijo del Capitán Trueno hizo su aparición, luego llegaron Bambú y Salamandra. Las cabezas de la gente se movían de un lado a otro, las emociones estaban ahí; algunos no las reprimieron y bailaban en sus lugares, otros se limitaban a cantar y otros más a disfrutar del ambiente que se vivía; sin embargo con el tema Sevilla llegó una fuerza electrizante, orgásmica dirían algunos de los fans, que hizo que la gran mayoría se pusiera de pie y cantara.

Además de tocar y cantar, los músicos y coristas tuvieron una participación activa con coreografías que sin ser estrictamente bailes como los que presentan otros cantantes, sí armaban varias escenas que acompañaban la letra.

“Es momento de cumplir con las promesas... vamos a dar un salto atrás en el tiempo... vamos a cantar temas de hace 25 ó 30 años, que no canto ni toco pero que siguen igual de verdaderas aunque nosotros hayamos cambiado”, y arrancó la mayor ovación al interpretar la balada Amiga.

Señora es Usted, Creo en Ti y Morir de Amor continuaron con el show, así como el español no daba tregua con sus contoneos de cadera, los cuales incitaban a no despegar los ojos de su figura.

Dueño y señor del escenario, Bosé se dejó apapachar pero también correspondió ese cariño con Don Diablo, Te Amaré, Los Chicos no Lloran, Morena Mía, Como un Lobo, y Si tú no Vuelves, la que sirvió como su primer despedida, sin embargo no pudo y regresó para entonar La Belleza, Olvídame Tú y su infaltable éxito Amante Bandido, así como Nena (por segunda ocasión).

El final era inminente, así que se despidió de su público con un “buenas noches, se les quiere”, pero los aplausos y los gritos de “¡Otra, otra!” lo hicieron regresar para cantar Manos Vacías.

Eran las 11:02 de la noche, un “buenas noches, los quiero” fueron sus últimas palabras. La gente ya lo había logrado en dos ocasiones, pero ya no pudieron volverlo a convencer de que regresara. Para él la misión ya se había cumplido.

Inolvidable

Miguel Bosé anoche ofreció un concierto en esta ciudad, como parte de su Papitour.

- Día: domingo 21 de octubre.

- Lugar: Estadio Revolución.

- Hora de inicio: 9:00 de la noche.

- Fin: 23:02 horas.

- Asistentes: alrededor de cinco mil (cifra proporcionada por los organizadores)

- La más cantada: Sevilla, Morena Mía, Nena, Amante Bandido.

- La más bailada: Don Diablo.

- El toque romántico: lo puso Te Amaré.

- Los oportunos: en el estacionamiento del Estadio Revolución, hubo parejas de novios y hasta madres jóvenes con sus pequeños hijos, que acudieron a disfrutar los temas.

- La decepción: algunos de sus seguidores esperaban que hubiera un artista invitado, había corrido el rumor de que estaría Julieta Venegas, pero no fue así... y ni falta qué hizo pues él por sí solo, llenó el enorme escenario.

- El regalo: al final le llovieron flores de varios admiradores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres