Blogia
vaqueroblog

Salida de Torre traerá cola

CLEVELAND -- Joe Torre rechazó una primera, y extraña, oferta de los Yankees de Nueva York para mantenerse al frente del legendario club, al menos por una temporada más. De concretarse la salida de Torre, sería el primero de una cadena de sucesos negativos para la franquicia más popular del béisbol.

Torre, quien ha clasificado a los Yankees a la postemporada por 12 años seguidos y ganó diez títulos divisionales, seis campeonatos de la Liga Americana y cuatro Series Mundiales, está en posición de convertirse en uno de los agentes libres más deseados del mercado del receso invernal.

Torre llegó a la postemporada en sus 12 campañas (Getty)
Torre decidió no aceptar un contrato de cinco millones de dólares (con incentivos de un millón extra por cada serie de playoff en la que participen los Mulos) y una opción para el 2009 que sería ejecutada automáticamente si los Yankees ganan la Serie Mundial del 2008.

El movimiento no significa que los días de Torre en el uniforme rayado hayan terminado. Aún pueden llegar a un acuerdo, bajo otras condiciones. Pero si Torre culminó su tiempo con los Yankees, el acontecimiento no quedará como un hecho aislado, sino que tendrá un "efecto dominó" que seguramente influirá en el comportamiento del club en el futuro.

La salida de Torre podría provocar que el antesalista Alex Rodríguez opte por salir de su contrato para probar su suerte en el mercado, y para que los agentes libres Mariano Rivera, Andy Pettitte y Jorge Posada tengan menos interés en continuar sus carreras en el Bronx.

Muchos de los que critican a Torre por no haber ganado la Serie Mundial desde el 2000 olvidan que, a pesar de ser uno de los equipos que más dinero gasta, Nueva York tenía una sequía de 17 años sin conseguir una corona y había realizado 25 cambios de mánagers en esos oscuros años.

Peor aún, desde que ganaron la Serie Mundial por segundo año consecutivo en 1978, hasta que se dio el nombramiento de Torre en 1996 los Yankees apenas clasificaron tres veces a la postemporada (1980, 1981 y 1995), y solamente una vez jugaron en la Serie Mundial, en 1981, cuando perdieron en siete juegos ante los Dodgers de Los Ángeles).

Torre le dio estabilidad a los Yankees y consiguió civilizar la selva que fue el equipo hasta 1995. Torre fue el hombre que finalmente impuso la disciplina, dañada desde los episodios públicos entre el jardinero Reggie Jackson y el mánager Billy Martin en 1977.

 

Torre fue el hombre con el temple suficiente para colocar a A-Rod de octavo bate en la Serie Divisional del 2006 contra los Tigres de Detroit y de enviar a la banca a un millonario como Johnny Damon este año, sin que eso rompiera la armonía del camerino.

La salida de Torre sería solamente el inicio de una cadena de sucesos negativos que podrían traer a Nueva York otra época de oscuridad y miseria.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres