Blogia
vaqueroblog

Cumple a cabalidad

Cumple a cabalidad

Yorbit Torrealba ya era una buena presencia detrás del plato, pero ahora destaca con su bate.

DENVER -- Los Rockies de Colorado cuentan con la influencia tranquilizante del venezolano Yorvit Torrealba y con su presencia relajada detrás del plato.

Si además contribuye con el bate, pues realza su figura.

Torrealba conectó con dos out un cuadrangular de tres carreras en la sexta entrada que definió el partido para los Rockies al vencer 4-1 a los Diamondbacks en el tercer partido de la serie por el campeonato de la Liga Nacional la noche del domingo. Con una ventaja de 3-0, Colorado está ya a un triunfo de barrer la serie.

Luego de pegar el batazo ante el abridor cubano Liván Hernández de Arizona, el ánimo de Torrealba se mostró exuberante. Celebró con el puño en alto cuando giró en la primera base, y recibió un saludo tumultuoso cerca de la caseta. Hernández "me trabajó muy bien en toda la temporada.

Trató de lanzarme una bola rápida interna, la bola se mantuvo en dirección del plato y la batee muy bien", indicó el receptor venezolano.

Los espectadores ovacionaron calurosamente a Torrealba y no se callaron sino hasta que el venezolano asomó la cabeza por la caseta para otro saludo atronador por su primer cuadrangular en la postemporada.

También pegó un doble el domingo y batea de 21-8 en la postemporada. Puede ser que Torrealba sea el menos conocido en la alineación de los Rockies, pero encabeza al equipo en hits en los playoffs.

Aunque el bateo de Torrealba no es algo que le interese mucho a los lanzadores de Colorado.

"Nosotros, como cuadro de lanzadores, lo adoramos", dijo el relevista Matt Herges. "Es un hombre razonable. Puede ir de 20-0 detrás del plato y mantener la calma".

Torrealba cumple con su papel primordial de tranquilizar a los lanzadores en momentos de crisis.

Y es bueno en ese papel. Puede trotar hacia el montículo para decirle unas palabras de alivio al lanzador o sencillamente señalarle que está bajando demasiado el hombro.

Los Rockies tienen un promedio de 1.77 de carreras limpias permitidas en seis partidos de la postemporada.

"Es el mismo escudero con todos nosotros", comentó el relevista Ryan Speier. "Se puede confiar en los lanzamientos que propone. Es formidable tenerlo como receptor".

Tanto que su bateo por lo general pasa de lado, sobre todo frente a todas las amenazas que tienen los Rockies en la ofensiva.

Torrealba, que suele ser octavo en el orden al bate, tuvo con el madero un promedio de .255 en la campaña regular con ocho jonrones y 47 carreras impulsadas.

"He tenido muchos receptores maravillosos, pero Torrealba es de los mejores", dijo Herges. "Tiene una verdadera influencia tranquilizante. Me encanta verlo detrás del plato".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres