Blogia
vaqueroblog

El espectáculo debe continuar

Anoten el nombre de Joe Torre junto a los de Miller Huggins, Joe McCarthy y Casey Stengel y preparen su placa en el Monument Park.
Torre ya es una leyenda entre los legendarios Yankees, equipo con el cual dejó marca de 1,173 victorias y 767 derrotas en 12 años, con cuatro títulos de Series Mundiales, el último de ellos en el 2000.

Pero la vida sigue, aún después de Joe Torre.

¿Quién será el valiente que se aventure a calzar los zapatos del hombre que desde 1996 llevó siempre a los Yankees a la postemporada?

Aún con toda su experiencia, pocos imaginan a Tony LaRussa al frente de los Mulos de Manhattan.

Don Mattingly, Joe Girardi y Tony LaRussa son los nombres que mán suenas para reemplazar a Joe Torre. ( / Associated Press)

Los otros dos candidatos, o al menos, los que se han mencionado, son Don Mattingly y Joe Girardi, hombres que llevan en la sangre el espíritu de los Yankees.

Mattingly ha sido Yankee desde que abrió los ojos al mundo del béisbol. Toda su carrera jugó en el Bronx y desde hace tres años se unió a Torre como entrenador de bateo, primero, y como coach de banca, después.

Girardi era el cátcher titular de los Yankees en 1996, cuando Torre asumió el mando del equipo y ganó la Serie Mundial de ese año, aunque también jugó para los Cachorros de Chicago, los Rockies de Colorado y los Cardenales de San Luis.

A su retiro, trabajó como coach de Nueva York a la sombra de Torre y en el 2006 debutó como director al frente de los Marlins de la Florida, ganando el premio de Manager del Año, a pesar de haber sido despedido por el dueño Jeffrey Loria.

Cualquiera de los dos que sea escogido deberá trabajar en remodelar un cuerpo de pitcheo que fue la causa principal de siete años de sequía de títulos supremos.

Material para ello tienen. Tres serpentineros debutantes en el 2007 dejaron muy buena impresión y podrían unirse a la rotación abridora en el 2008: Phillip Hughes, Ian Kennedy y el sensacional Joba Chamberlain, se unirían al taiwanés Chien Ming Wang para conformar un cuarteto con mucho futuro, aún cuando el asiático ya tiene escritos varios capítulos de su historia.

El nuevo manager deberá lidiar con el posible éxodo de figuras emblemáticas de los últimos años, que podrían partir a otros lares ahora que Torre no estará al frente del equipo.

Jorge Posada, Mariano Rivera y Andy Pettitte son algunos que pudieran necesitar reemplazo urgente.

Y Alex Rodríguez, el mejor pelotero del mundo de abril a septiembre y uno de los peores en octubre, parece que también hará sus maletas.

Entonces, le toca a la gerencia buscar. La cosa es ver si los Yankees se llenan de paciencia y buscan el talento en sus Ligas Menores o si Brian Cashman, el gerente general, vuelve a pecar de gula, de glotón, y sale a botar dinero al mercado de agentes libres, una práctica que le arrojó muy pocos o ningún resultado en años recientes.

De cualquier manera, la vida sigue, y como se dice en el mundo del espectáculo, el show debe continuar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres